Los Wearables y el turismo.

Permitidme poner en antecedentes a quien no esté familiarizado con el término: Los wearables son esos dispositivos, accesorios inteligentes , que están diseñados para llevarlos puestos y, en principio, hacernos la vida más fácil y cómoda. Son la parte física (hardware) del concepto Internet de las Cosas (Internet of Things, o IoT ), ese mundo en el que pronto todos los objetos de uso cotidiano estarán conectados a Internet, e interconectados entre sí (concepto Machine2Machine, o M2M) para que podamos recopilar esa información, gestionarla (Big Data) y servirla al usuario final para facilitarnos el día a día; o a terceros, para su explotación con otros fines más lucrativos.

Hablamos de relojes inteligentes, monitores de actividad o sensores en forma de pulsera o de camiseta, de las celebérrimas Google Glass, o de las gafas de realidad virtual (VR) que compró Facebook, Oculus, o las Gear VR que desarrolló Samsung.. Accesorios todos ellos que, conectados a nuestro móvil u ordenador, nos proveen de una determinada información útil para nuestra vida cotidiana. Esta incuestionable tendencia tecnológica ya despegó hace unos años, pero es ahora, con la decidida apuesta por los relojes y pulseras por parte de los grandes fabricantes (Apple, Microsoft, Samsung, Motorola, etc…) cuando se ha consolidado y están apareciendo soluciones de verdad enfocadas al gran público.

Si el gran público está empezando a usar este tipo de accesorios, solo nos quedaría preguntarnos por qué los hoteles no están aprovechando esta tecnología en su propio beneficio. Aunque a la vista de algunos puedan parecer “cosas del futuro lejano”, lo cierto es que ya hay soluciones implantadas en algunos hoteles y aerolíneas que están comenzando a investigar sobre una potencial aplicación en distintas áreas. A continuación se exponen algunos ejemplos y casos de éxito en empresas turísticas que han abrazado esta tecnología con notable éxito, o posibles aplicaciones para distintos segmentos de hoteles. El futuro es ya: 

Smartwatch:  A principios del año pasado, la aerolínea Vueling presentaba “La primera tarjeta de embarque Wearable del mundo”. Compras en la Web o App, y la tarjeta va directamente al reloj. Por lo que solo necesitarás para viajar el reloj y el DNI, evitando así el engorroso trámite de imprimir las tarjetas de embarque.

Pulseras de actividad: El año 2014 ha sido el año del lanzamiento de una nueva línea de producto para la conocida marca de expertos en nutrición y dietética Naturhouse: HealthHouse. Un concepto de alojamiento que está surgiendo con fuerza gracias a la tendencia internacional hacia el cuidado de la salud y el bienestar. Dentro de los programas que ofertan

en este Health and Beach Spa de Estepona, encontramos que la mayoría de ellos incluye una FitBit, pulsera monitor de actividad que, por si misma, es un elemento innovador y diferencial frente a la competencia, y que para el cliente supone un valor añadido y un refuerzo positivo para aumentar las probabilidades de éxito y la consecución de objetivos, además de poder llevar un control de las calorías ingeridas y las consumidas, algo vital para el éxito del tratamiento.

Smartbracelets: Antes con el Ushüaia Beach Hotel y ahora también con el Hard Rock Hotel Ibiza, como ya nos tiene acostumbrados Palladium con cada nueva temporada, ha vuelto a dar un salto cualitativo en lo que a innovación tecnológica se refiere, lanzando los VIB, Very Important Bracelet. Pulseras dotadas de tecnología RFID con las que los huéspedes podrán abrir su habitación, acceder a las diferentes zonas de los hoteles, o pagar cualquier producto adquirido en las instalaciones, además de contar con servicios y descuentos exclusivos.

Monitores de sueño: La reconocida cadena Westin ha firmado en noviembre un acuerdo con Lark Technologies, con la que actualmente estan desarrollando un proyecto piloto para probar su Lark Up Sleep Monitor , una sonda que monitoriza los patrones del sueño para optimizarlo, y despertar al huésped en el momento más propicio en función del estado en el que se encuentre. Este proyecto está planteado dentro del programa global Heavenly Bed de Westin Hotels,  y su compromiso con la calidad del sueño.

Google Glass. Con el celebérrimo dispositivo de Google ha habido dos empresas pioneras en la adopción de esta tecnología, y éstas son ambas nacionales. Así pues, la OTA Destinia desarrolló la primera App del mundo en permitir la reserva de hoteles a través de este dispositivo, y , atención aquí, la primera App desarrollada por un Taxi ha corrido a cargo de TaxiOviedo , lo que evidencia que la carga económica no es un argumento de peso a la hora de desarrollar soluciones con esta tecnología.

Brazaletes de exposición solar: El brazalete June, desarrollado por Netatmo, mide la exposición al Sol en tiempo real, ofreciendo al usuario consejos sobre las

acciones que debe adoptar para protegerse frente a las nocivas radiaciones solares. De momento no hay ningún hotel que los haya utilizado, pero estoy seguro de que aq

uellos extranjeros de latitudes más frías agradecerían enormemente poder contar con este dispositivo en los Hoteles de Sol y Playa de nuestras costas e Islas, para conseguir el deseado bronceado en vez de ese tono “rojizo cangrejero”.

Monitores para mejorar el Swing: Y hablamos de Golf. A día de hoy no conozco

hoteles que los ofrezcan, pero sin duda, todos aquellos clientes golfistas

verían con muy buenos ojos poder contar con Zepp para mejorar su swing. Tecnología desarrollada, y utilizada, por los mejores golfistas del circuito profesional para mejorar su rendimiento en el campo.

- VR, virtual Reality: Este es la tecnología que más potencial tiene como aplicación al Marketing de destinos, o grandes complejos hoteleros (por coste…). La sensación de profundidad está tan conseguida en los desarrollos que he visto en Oculus Rift que parece tan real que llega incluso a producir sensaciones de vértigo. Destination British Columbia o la cadena Marriott han sido de los primeros en probar esta tecnología, y aquí sus resultados:

 

Y Samsung, con sus Gear VR, también está apostando fuerte en el desarrollo de soluciones para el turismo con su proyecto project beyond

Salvo las Google Glass, que ya han dejado de comercializarlas, o las Oculus Rift y Gear VR que de momento no están pensadas para el cliente final, el resto de dispositivos se encuentran en una horquilla que oscila entre los 50€ y los 300€ (PVP), lo que no supone una barrera para alojamientos de cierto nivel. Aprovechar todo lo que esta tecnología puede hacer por nuestros empresas es fundamental para ser más competitivos y adaptarnos al nuevo cliente; desde optimizar nuestra operativa hasta realizar acciones de marketing o fidelización. Los accesorios inteligentes son cada vez más asequibles, y por tanto crecerá su penetración en el mercado. Tengamos presente que si nuestros clientes adoptan una determinada tecnología, es cuestión de tiempo que la exijan en los hoteles en los que se alojen. Adelantémonos a sus necesidades, superemos sus expectativas. Hoy les sorprenderemos. Mañana nos lo exigirán.

Esta entrada fue publicada en Hoteles, Innovación, Marketing y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Los Wearables y el turismo.

  1. Carmen dice:

    Súper interesante el post Fabian. No tenía ni idea de lo que era los wearables y me ha alucinado los monitores de sueño para despertar al huesped en el momento propicio, jejeje está genial, otra cosa es lo que opine el huesped.
    La pulsera me la trajeron los reyes hace dos años y la verdad es que sólo la he usado el primer año.
    He aprendido cosas nuevas y eso siempre está bien.

  2. Eva dice:

    ¡Mola! Llámame friki pero lo pondría todo jejeje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>